Cada 21 días: para salir del Infierno, debes caminarlo

2 diciembre, 2014

Comencé “Cada 21 días” cuando mi camino se vio alterado por un diagnóstico médico muy poco alentador. Hasta ese momento mi blog estaba repleto de Poesía, de microrrelatos, de textos cómicos o reflexiones personales. La Literatura ha sido siempre mi pasión, mi manera de vivir, mi realización personal y mi modo de interactuar y canalizar tanto el sufrimiento como la alegría. No sé escribir si no me acompaña el verso. Ese 25 de abril, tan soleado desde aquella habitación de Medicina Interna, me queda, hoy, muy lejano.

A mi llegada al Infierno apenas recibía respuestas. Sabía que era algo grave. No me lo llegaban a decir los médicos de manera completa, pero podía notarlo en mi cuerpo y mi alma. Lo veía en las caras de mis amigos, familiares y compañeros. Lo notaba en la sonrisa de los enfermeros y mis oncólogas. Lo sentía en la negación de mi perra a saltar sobre mí…

Algunos de ellos, los legitimados para conseguir informes médicos completos, sabían lo complejo de mi situación. Hoy quiero hacerles partícipes a ustedes de la verdad que me/nos ha acompañado estos meses.

PET MAYO

Hoy agradezco no haberlo leído antes. Sabía que tenía un cáncer de mama en estadio IV metastásico en huesos y ganglios pero ignoraba la magnitud…

Durante estos meses he estrujado la Vida. He visto cómo volvían a mi vereda antiguas amistades y conocidos que nunca he llegado a olvidar. He recogido simpatías y cariño por todas partes. Cuando me acostaba, miraba las fotos de mis padres y les decía: “Dejadme aquí un poco más”. He sufrido mucho más el desconcierto de los que quiero que lo mío propio. He reído, llorado, gritado, susurrado… He tenido que atravesar el Infierno.

Pero no he estado sola nunca. Desde el primer momento supimos que, para salir de él, tendríamos que caminarlo. Todos a mi paso me han ofrecido sus brazos de apoyo, sus pies para no quemarme, sus ganas de vivir para ir mermando al bicho… He recogido más Amor que nunca antes en treinta y cinco años de vida.

Claro que he tenido miedo. Muchísimo. Pero tenía que ofrecer la mejor versión de mí, la que todos me daban.

Con sonrisas, cariño, apoyo, generosidad y esperanza, hemos conseguido muchísimo más de lo esperado.

Tras la última quimio, quedaba un PET de contraste para ver cuánto habían disminuido los tumores. La oncóloga tenía claro que el inquilino de la mama estaba muy mermado. Las metástasis, sin embargo, podían dar mucho más trabajo.

Y he aquí la recompensa y la esperanza para quienes están batallando contra esta mierda de enfermedad:

PET NOVIEMBRE

Queda una cirugía y una castración ovárica para evitar recidivas pero, como comprenderán, me hubiera cortado las orejas desde primera hora. Saberse viva es la mejor sensación que se puede saborear.

Cuando entres en el Infierno, camínalo.

Es la única manera de hallar la salida.

VVRR

Anuncios

8 comentarios to “Cada 21 días: para salir del Infierno, debes caminarlo”

  1. patricia Says:

    ahora ya nada puede contigo! enhorabuena! y adelante!

    Me gusta

    • VVRR Says:

      ¡Gracias preciosa! Ahora es momento de ayudar a quienes empiezan la lucha contra el intruso. Gracias por haberme acompañado estos meses y transmitirme siempre cariño y energía. No habría podido sin todo eso “tan especial” que he ido recogiendo a mi paso. ¡Gracias!

      Le gusta a 1 persona

  2. Mónica Ibañez Fernandez De Lis Says:

    La vida te ama y te necesita, necesita de tu palabra, de tus imágenes, necesita de tu belleza, de tu fuerza, de tu longitud enorme… La vida te requiere, el Parnaso es tu reino… y nuestros oídos y sentimientos, los súbditos de tu verbo… Cómo va a dejar la vida escapar á la que aún tiene tanto por dar? Gracias por tu elegancia VV, Gracias.

    Le gusta a 1 persona

    • VVRR Says:

      ¡Qué bellas tus palabras!
      Me haces llorar, como tantas otras veces, de felicidad.
      Gracias a ti, amiga mía. Nunca, en un lustro de conocernos, has dejado que me caiga.
      Cada día veo más cerca ese café prometido.
      Un grandísimo abrazo y un sincero beso de agradecimiento.

      Me gusta

  3. Junio Says:

    No te conozco, apenas sé más de ti que tus letras, pero te prometo que nada más enterarme de las buenas noticias me sentí alegre. Te imaginé sin conocerte con el diagnóstico en la mano y una gran sonrisa en la boca. De hecho, en tu comentario ya se leía mucho amor y tranquilidad.

    Una cirugía y una castración ovárica suenan a poco después de haber atravesado el infierno. Y sabes, lo bueno de todo esto es que estoy seguro que después del infierno basta la simpleza para ser feliz.

    🙂

    ¡Ánimo!

    El camino continúa.

    Me gusta

    • VVRR Says:

      Tampoco te conozco pero, desde el primer comentario que me dejaste, siento que sí puedo hacerlo. Al tomar el papel en mis manos lloré. Todo lo que no había sido capaz de llorar en nueve meses. Pero, después, nada me quita esta sonrisa de la cara.
      Y sí, tienes toda la razón del mundo, me bastan todas las simplezas del día a día para ser la persona más feliz de este mundo.
      Gracias por estar.
      Un enorme abrazo,
      VVRR.

      Me gusta

  4. Elisabet Says:

    No sabes qué alegría leer estas palabras!!!la mejor noticia que podía tener hoy. Ánimos y mucha fuerza. Un abrazo enorme.

    Le gusta a 1 persona


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: