Una idea genial.

24 mayo, 2012

Amanece y los ojos se abren para decir que aún se está aquí.

– “Coño, de nuevo”.

Impronta un beso de amor en un hombro que se resiste al horario. Arropa la silueta y sale sigilosamente de la habitación. Últimamente el trabajo se le amontona y no tiene ganas de hacerlo. La ducha y el desayuno son una pauta que reproduce sin sensaciones.  La casa es un cúmulo de recuerdo que se embala y que perdió su significado un día cualquiera.

Se le hace difícil la mañana y la tarde.

Alguna vez, algún destello con nombre y sin forma, le hace ver que la vida son momentos que ella puede construir si deja a un lado el miedo. Pero el miedo es una circunstancia cómoda en la que sabe que no puede hacer daño a nadie.

Por no conocerse bien,  y no querer creer una obviedad que a todas luces refulge, ha destruido el amor por su manera de vivir, de sentir y de querer hacerse un hueco en el frágil cascarón de lo que llamamos felicidad. Es triste decir que sólo le complace ese momento donde no es consciente de nada. Se anuncia una catástrofe y todo sigue girando en una rueda que nunca da préstamo al que lo pide.

El instante de lo obvio se ha convertido en una mentira y en un “querer poder” ante un sincero “me siento muerta”.

Aún así, con esa dignidad del que sabe que no la tiene, responde ese correo que le hace ser el nombre que le dieron, embala en dos cajas esa cocina que hay que trasladar y se convence de que la felicidad es algo que se obtiene a base de sacrificio, resignación y mucho olvido.

A pesar de todo hoy tuvo una idea genial.

Ese tipo de ideas que nacen cuando no te queda lealtad que mantener, mentira que cubrir ni felicidad que arañar.  Y se vio, (hacía meses que no), ese ser que es capaz de propiciar un cambio cuando el cambio no es capaz de ser.

Sonrió. Metió cuatro cosas en una caja. Respiró. Lloró.

Y supo, que la última traición le daba licencia para lo ilegítimo.

VVRR

D.R. “Relatos”.

Anuncios

7 comentarios to “Una idea genial.”

  1. INSOMNE Says:

    volvieron las musas, y potentes. 😉

    Me gusta


  2. cuando llamas a las letras, las letras aparecen… No hay necesidad de escribir, la única y verdadera necesidad es… ser

    Me gusta

  3. carmen Says:

    Si las musas habitan entre las paredes del cerebro, te digo porque me lo han contado, que no se escapan. Imposible. Altos muros, enormes cerrojos sin llave.
    Delicioso… Mil gracias¡
    Saluda a las musas de mi parte¡

    Me gusta

  4. VVRR Says:

    Gracias Carmen, lo haré con mucho gusto.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: