El predecible sabor amargo de la información.

9 febrero, 2012

 

Aunque no lo creas, y pueda parecer algo mezquino,  balancearme en la desconfianza me hace sentir un poco más segura.  Ni tengo más heridas que nadie, ni mi historia es la más desgraciada de todas, ni sufro ataques de pánico comprando un tipo de pan que no es el habitual, aunque reconozco que pedir “una chapata” me sigue generando sintomatología negativa.

La desconfianza siempre, o casi siempre, me lleva al descubrimiento. El consecuente sabor amargo de la información es algo que asimilo, cada vez con mayor frecuencia, de peor manera. En una terminología algo lírica me vienen mareas de desagrado, olas turbulentas de desesperación y un total convencimiento de que soy la persona más tonta (gilipollas para mí es algo demasiado completo) que he conocido hasta la fecha. Debe ser ese infierno de entraña el que aviva las lágrimas que no nacen en los ojos…

Me alivio entonces pensando que esta ansiedad interior la conocemos muchos de nosotros y reproduzco mentalmente eso de “mal de muchos, consuelo de tontos”. Cómo no, me reafirmo en mi propia definición de tonta.

Tonta o retonta, conocer me atonta.

Dos horas y media ya, con la ventana de artículos abierta, el culo en la silla y la taza de café vacía para terminar gastando 150 minutos en un único pensamiento que me provoca sudores en la espalda…

Resoplo y suspiro, suspiro y resoplo, caigo en la cuenta de que el tiempo vuela, pienso y caigo, caigo y pienso, el reloj no para, resoplo, me quito una espinilla, suspiro, miro una foto, pienso, resoplo, me paso la mano por la espalda, caigo y pienso, resoplo, proyecto una idea, suspiro, resoplo, pienso, pienso y pienso…

Por fin analizo lo que estoy haciendo y descubro que, como siempre, es un error de tonta barata.

VR.

Anuncios

3 comentarios to “El predecible sabor amargo de la información.”

  1. Maia Says:

    No tenés idea de cuánto me reflejo en tus palabras…a tal punto he llegado de locura que aparezco y desaparezco de blogs hasta volverme insoportable. Es que esta vida es una lucha continua por un poco de orden en este océano de ansiedades y bombardeos. A veces añoro los años de antes de la web, de antes de la hiper-comunicación, la simpleza de “lo poco” en la que una tenía tiempo para profundizar en algo, en lugar de este mucho abarcar nada.
    Un abrazo,

    Me gusta

  2. VVRR Says:

    Al final el descubrimiento, días después, como siempre, un perjuicio para el alma.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: