Mío será ese altar.

14 mayo, 2011

Mío será ese altar

donde te miro con los ojos

que nunca habitaron mi cara;

yo te miro sin vista y sin tacto,

tú eras de mi materia antes de existir.

.

Tú no supiste de mi venida

por el descuido de hacerse regalo,

yo no supe del ángelus de tu mañana

por no zaherirme tu ausencia con menoscabo.

.

Y ahora, que sé de retablo donde morar,

y de manos que cuidan mis fibras calientes,

he decidido esconder el trajín de una mirada,

inquieta y curiosa, en el cajón de tu vientre.

.

No digas nada. Nada es tiempo y es el todo.

Es lo que fui sin ti, un camino sin horas,

un viaje sin recuerdos y un pie trasnochado.

Unas piernas caminantes muy solas.

.

Un verbo inciertamente conjugado.

Un epíteto cualquiera en un verso no rimado.

.

Me inclina un misterio ante tu mano

y llego a estar en ti descubriendo quien soy

cuando tus dedos buscan en mi rostro un sueño.

.

Se me muere el alma en un beso,

en el reborde loco de sentir mío un altar

cuando, súbito, tu navío es mi velero.

.

En el reborde donde todo pasa

menos tú,

hiciste de los grises

el más plácido azul.

.

VVRR
“Non plus ultra”.

Derechos
registrados.

Anuncios

2 comentarios to “Mío será ese altar.”


  1. Bello, cual el misterio de vuestras manos en ése altar.

    Me gusta

  2. VVRR Says:

    Gracias Ericka.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: