No.

19 febrero, 2011

 

“Usted sabe: me quedan algunos meses de vida.

Los elegidos de los dioses seguimos estando a la izquierda del corazón.

Debidamente condenados como herejes”.

Roque  Dalton .

 

Si me quedara un calendario tachado no comentaría con nadie la jugada de la Parca. A fin de cuentas, tenemos el tablero en la mesa desde hace poco más de un lustro. Y me saca ventaja la muy puta.

Tampoco me sometería a estrictos controles médicos que sólo dejarían en mí la sensación de defraudarme el alma. Probablemente estaría más pendiente del declive de los que me acompañaran y no de mi pronta muerte.

Soy una pobre canalla. Cobarde y mezquina. Prefiero el silencio aunque el grito acuda a mí en sueños. Y lo prefiero porque hablar es arriesgarme a perder más. Y aún viviendo la mentira, el embuste me parece razón más que justa para callarme la verdad. Y no me parece justo para mí quedarme sola ahora que necesito de según qué visiones en mis mañanas, en mis tardes o en mis noches largas y llenas de luces.Y el tiempo que puedan durar que cada día me parecen bastante menos.  Luego, en reflexiones que vienen a mí después de las lágrimas, puedo darme cuenta de que jamás estuve satisfecha conmigo misma, tampoco con lo que me rodeó y lo que pude conseguir. Y aunque los milagros existen, tienen esas esquirlas que logran horadar la intención del amor, a despuntes de mentiras.

Si quise me pareció poco. Si amé me pareció también muy poco. Odiar me costó mucho y creo que no llegué nunca a hacerlo. Me encuentro las manos atadas y muy pocas respuestas que dar. Cuando me preguntan aprendo a decir “no” porque el “no lo sé” me parece poco propio. Poco remanso dejo yo en los ríos que buscaron mi desembocadura. Poca desembocadura encontré yo en los saltos de mi agua.

Pasamos y no hay más y atarse a la estela de algún cometa es amarrarse nueva pena en la espalda encorvada.

Así que no. Yo ya no estoy ni soy.

Porque no.

VVRR.

Anuncios

2 comentarios to “No.”

  1. Ismael Says:

    las penas nos envejecen pero no nos matan, lo que nos mata es el no querer mas penas ni mas glorias

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: