La llaga del recuerdo.

7 enero, 2011

Aún se me nublan, desérticas, las pupilas

al eclipsar el zafiro de tu raza

con la nostalgia que tu ausencia me destila.

 –

Aún orillo la saliva de tus besos en mi mordaza

y libo en el recuerdo de tus labios mi derrota,

océano eviterno de mis pústulas y tu melaza.

 –

Aún te alegorizo verso a verso, nota a nota,

en epigramas, apneas, llantos y canciones

por distraer el titubeo de mi alma rota.

 –

¿Cómo el requiebro de los ciclones

despertó huestes robustas?

¿Cuándo ígneos los tifones

tronaron marejadas justas?

 –

Aún extraño la sima sacra de tu rosa,

la hoguera entre rubores de tu piel

y el ornato recio de tu esencia victoriosa.

 –

Y no me rindo, no me bastan pluma y miel

para zafarme de este cataclismo.

 –

¡Ay infortunio, dolor macilento

que te torna invisible espejismo!

 –

Yo que profané cosmos y firmamento

por consagrarte el alma y su abismo,

viví en tu latido y muero en su viento.

 –

© “Llagas”.

Verónica Victoria Romero Reyes. VVRR

Anuncios

4 comentarios to “La llaga del recuerdo.”

  1. ismagim Says:

    no puede morirse en el viento
    pues mientras existe un soplo de aire
    hay corazones que aun laten…
    el tuyo late y a buen ritmo.
    EL GLADIADOR

    Me gusta

  2. fenix Says:

    éste ya me lo diste a leer….ventajas de ser familia

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: