Puede llevarse usted, señora Vida.

3 enero, 2011

Puede llevarse usted, señora Vida,

los años más entregados de la gesta,

la honra de sentirse grano de una duna,

la noche devorada, la aurora con sed bebida,

los despojos de la clara oscuridad, la certeza, la duda,

-de la luz tenebrosa los jirones también se los llevará-;

podrá llevarse usted, señora,  los nudos de los lazos

que se bruñeron en la sangre compartida y una,

y las mudas palabras de quienes no las dijeron ni a trazos.

Puede usted llevarse la mano que me enseñó el manejo de la suerte,

en su rueda arbitraria tan inexacta, tan rara,

podrá llevarse el sonrojo de un aliento o la llama de una muerte,

puede llevarse el recuerdo de mi almohada de piel y llanto

-disimulado en fragores de pasión, de frágil debilidad fuerte-

en los sueños que yo le forjé a besos y mordiscos. En mil, en un tanto…

Pero intente llevarse la intención del beso imaginado,

el recuerdo del atusamiento de flequillo con distracción

o el ánimo sordo que dejaron los silenciosos de alma y voz.

Llévese, si puede, la noche con su sol en mi pecho incrustado.

Llévese, si es capaz y le parece decoro, mis alboradas de alma fuera,

mi salud enferma de esperar, mi enfermedad sana de saberme viva, 

el hechizo de atenderme como vena de una existencia pasajera

y la verdad absoluta y eterna de cada verso de mi ilusa misiva.

Se podrá llevar usted, señora,  todo cuanto yo le permita,

todo cuanto fue de usted y yo, ingenua, quise mío,

aquello que canto, que amo y que mi aliento incita.

Se llevará más de lo que tengo, más de lo que tuve o tendré.

Se llevará hasta el polvo. Se llevará caminos, se llevará la fe.

Y yo, un peón de su jugada, altanera, la reto a usted:

Llévese mi alma, si puede, y todo, lo que siendo suyo, es la copla de mi querer.

VR.

Anuncios

Una respuesta to “Puede llevarse usted, señora Vida.”

  1. Claudia Says:

    No sé si me gustan más tus ojos, tu mirada de niña triste y elegante o las palabras que tejes a diario. No sé si te leo porque reflejas lo que de mí no puedo decir o dices lo que reflejo. Sólo sé que me gusta leerte, que me aclaras los días y confío en las personas como tú. No cambies, sigue esperando y llegará.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: