Algarabía.

13 diciembre, 2010

POR FIN VEO TU CARA,

por respeto no voy mucho a las casas de quienes tienen conmigo connivencia de alma,

pero tienes los ojos que robé a la salamandra salvada una noche en la floresta por mi mano,

que bella tu arma, tu poesía…

Y hoy tan sólo eres la vida mía…

Un acierto el cierre, bello, gracias.

 –

(Jose Ignacio Restrepo Arbelaez, Diciembre 2010)

 –

Yo podría prender en tu solapa

un manojo de rojas amapolas

si consintieras en mí la capa

que cubriera tu miedo de caracolas.

 –

Portando llaga, yo curara

el tormento de tu silencio,

con mi mirada, que sanara

el nervio afable de tu tormento.

 –

Yo no tengo culpa de esta cara

que, a efectos visuales, vése abatida.

Tiene mi gesto una faz rara

cuando tu ausencia me convida.

 –

Pero, en tal causa, enajenada,

el alma se muestra altanera

y dice que la tornaste alterada

cuando limaste, dulce, la fachada.

 –

¿Ahora me cambio el rictus o la mirada

encubro con verdad lisonjera?

 –

Y si sentí, meses ha con sus días

sólo es de mí y es cosa mía.

Mas acierto aseverando

que fuiste algarabía

en alma desastrosa.

Y hoy tan sólo eres la vida mía.

VVRR.

Derechos registrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: