Yo te celo, y tanto siento.

19 septiembre, 2010

Yo te celo, y tanto siento

que se coagula en torpe vena

la ansiedad de tu viento

en el grillete de mi cadena.

 –

Se me encela en ventisca

el llanto infantil,

casi egoísta,

de quererte para mí,

en exclusiva.

 –

Contigo vivir es sentir.

Contigo futuro es mi cima.

 –

No he conocido paraje

más brillante ni divino

que el de tu piel humana

en mi tímido graznido

y, por eso, mi bendición,

se me encela la mirada.

 –

Aunque tuya es, se me enturbia

el inhóspito callejón de la duda

y deja el asalto en la ceja anudada.

 –

Que te siento de manera sobrehumana

y me quema el gaznate el licor grotesco

de pensarte en otra mano emocionada.

 –

Hasta el aire me parece un enemigo 

porque bordea silente tu laberinto

y roza el tránsito de tus calzas con abrigo.

 –

Perdona a quien te ama, tonta de olvido extinto,

por no encontrar paz en tu camino

y escorarme las rocas de tu ausencia sin tino,

sin mimo,

sin juicio.

 –

Pero eres tú toda mi memoria,

todo mi credo y toda la fe,

y yo daría hoy la vida

por redimirme sin creer,

amarte sin recordar

y adorarte…

sin hacerte llorar.

 –

Eres tú mi historia.

Eres tú mi respirar.

 –

VVRR.

De tu voz la travesura.

Derechos registrados.

Anuncios

3 comentarios to “Yo te celo, y tanto siento.”

  1. Fernando Says:

    desnudo de ti y en tu nombre guarecí la noche y al amanecer temblaban mis manos con los restos de los astros.

    besos

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: