El acusatorio.

29 agosto, 2010

III. El acusatorio.

No se apuren, todo fue una ficción

a ojos vecinos, en trancas anónimas.

No se apuren, la misma absolución

no fueron palabras y sí acrónimas.

Apenas cuatro ojos pudieron ver

la alzada cruenta de los mares en erupción.

Apenas cuatro manos para tanta tierra

que quedó vertida en una triste canción.

Cuatro férulas en cuatro gemelos

y dos espaldas para sacos de obcecación.

Fue gesta en silencio, de lenguas dos,

de sollozos dos y de dos derrotas.

Ahora ven, señores, tan tarde ya,

el camino de dos almas rotas

y se preguntan si el acusatorio

fue pasado, futuro o presente

de quienes libran paso revelatorio

de reventón en cuerpo y mente.

¿Ahora, señores? ¿Ahora señoras?

¿Cuándo de la batalla quedan sólo las esporas?

Verónica Victoria Romero Reyes

La agonía tuya.

Derechos registrados.

Anuncios

4 comentarios to “El acusatorio.”

  1. Mónica Says:

    Siempre bien Verónica, Siempre bien… y esperando que el veredicto sea favorable… hay quien por fin se lo merece…

    Me gusta

  2. VVRR Says:

    Hola Mónica.
    Esperemos con fe. Siempre.
    Gracias por leerme, un abrazo grande.

    Me gusta

  3. Chema de Mingo Says:

    Últimamente yo me he sentido como uno de esos “dos”. No puedo hablar, sólo me identifico. Gracias por dejarme verme.

    Me gusta

  4. VVRR Says:

    A ti, por sentir las palabras.
    Un abrazo, VVRR.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: