Buscarte sin encontrarte.

4 agosto, 2010

Es necedad buscarte si encontrarte será un imposible,
buscarte si el imposible es encontrarte,
encontrarte si buscarte es mi posible.

¿Era posible encontrarte sin buscarte?

Es necedad creerme savia siendo rama,
creerme sangre siendo agua,
creerme hogar siendo pensión.

¿Creí eternidad mi estigma en tu alma de instántanea llama?
¿Cuándo supuse, en yerro, que de tu descanso era la cama?

¿Cómo yo, la mínima de dominio en tu carne, y en presunción,
creyó que libarías eternamente el néctar de mis pretensiones?

Es necedad consagrarme a tu recuerdo
si tu recuerdo no quedó consagrado a mí,
si la consagración no fue en nuestro recuerdo.

¿Era posible consagrarte a un recuerdo?

Es necedad creerme melodía cuando soy guitarrazo,
creerme viento cuando soy silbido,
creerme invicta cuando soy derrota.

¿Creí Poesía mi estigma en tu alma de instántanea llama?
¿Cuándo supuse, en error, que de tu nido era la rama?

¿Cómo yo, la siguiente de presencia en tu cuerpo, y en obcecación,
creyó que anclarías tu alma en el paso de mi voz enamorada?

Es necedad saberme capítulo efímero.
Y no hacer nada.

Verónica Victoria Romero Reyes.
Tuya. Cómplice.
Derechos registrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: