Luna de sangre.

15 julio, 2010

 

III. Luna de sangre

Para chuparme el néctar de las infectas llagas
he derruido esfinges y enigmas que acogieron,
vírgenes, pulsaciones divinas por ciertas y aciagas.

Y he hallado en el acorde raro de mi mefítico licor
cavernas con osarios zaheridos, cóleras lisiadas
que me asfixian entre puyazos de estupor.

Y, ¡Oh venas!, en mis labios vuestro sabor acre
reconforta los vergajos de mi desgracia
al saberme, de sentidos sordos, la masacre.

¿Cómo atisbar la luz sin ojos que la agasajen?

Y aun, ¿cómo desmemoriar el corazón
cuando la sangre que insuflaba el latido,
vertida en charcos, en ese adiós murió?

Verónica Victoria Romero Reyes.
Maldito silencio. 2003.
Derechos reservados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: