Me tientas.

17 mayo, 2010

 

Me tientas en la alborada, en la aurora,
distraida y torpe de palabra,
cuando, aún, el sopor de sueño
de su manto me hace esclava,
cuando tu mano, ingrávida,
recoge mi confusa y estrenada mirada…

Me tientas en el atardecer rutinario,
en el grillete vespertino, ¡tentación esperada!,´
tú me tientas con vuelo desconocido
y en mi pecho enhebras tu hogar, tu único nido.

Me tientas en majestuoso respeto, sin recelo,
en el sublime candor de un efluvio de magia tardía,
casi místico, redondo en puntazos de agua bendita…

Me tienta el desorden transparente de tu melodía,
me tienta el silencio de tu boca que, arañado,
confiere verdad al dictamen de la carne e incita
el cimbreo ansiado de mi cuerpo sobre tu silueta.

Me tienta la boca que me alienta
y en tu faz se ha hecho impronta,
me tienta esa cadera, brava,
desembocadura de último río
que el mar sereno de mi latir impacienta…

Me tientas la noche y haces de mí un responso,
calientas mi helada y empañas mi llama,
matas mi niña y renaces mi vieja,
elevas y enturbias con cristalidad diáfana;
me sublimas, me ardes, me atemperas,
eres salmo que se dice, que se clama,
eres en mi cárcel, de mis días, la exacta reja.

Prisionera en tu calabozo
no ansío la prevista libertad.
Eres tú el claro esbozo
en mi lienzo de eternidad.

Y ya que tientas, tienta todo:
tienta el alma, tan viva, tan tuya,
tienta el nombre que se clava,
tienta tu sangre en mi sonrisa,
tienta el aire que pasea, que respiro
y que, tatuado, quedó con tu presencia.

Tienta la noche y mírame, a tu lado,
y ausculta en mi pecho el latido,
tan incongruente,
tan vivo, y tan muerto,
y tan alto en esencia, y presencia,
sin máscara, sin disfraz, ¡inusitado!,
rastro magno de amor pseudosagrado,
de tu alma, en mi canto, incrustado…

Tienta mi sangre, amor, tiéntala…
No hallarás más que tu centro, perfilado…

Yo seré, de tu sonata, estribillo gritado.
Yo seré, en tu obra, epílogo inacabado.

Y de tu alma, tan buscada en mil mordeduras,
yo seré, si aún no lo soy,
más de mil desembocaduras…

Verónica Victoria Romero Reyes. “Amor omnia vincit”.
Derechos registrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: