Me pasa.

15 mayo, 2010

 

Me preguntas “¿qué te pasa?”
cuando me ves taciturna…
¿Es tu mano venda escasa
para taparme la herida diurna?

Me pasa la vida, me pasa el aire,
me pasa el ahogo vecino,
el respirar desconocido
y el escozor de un amigo.

Me pasa la noche, quejumbrosa,
en su típica pesadilla de ensueño,
me pasa el tiempo, enemigo,
me pasa la hora, amiga de sueño,
el devenir de la vida en un suspiro.

Me pasa el pecho de un hermano,
en un tímido vaivén amainado,
me pasa el pensamiento, recto,
de un futuro que ansío y espero,
me pasa la cortina del sollozo
en el riel de las ilusiones, del llanto,
me pasa la virulencia en su antojo.

Me pasa que el día no es más que un ciclo,
que, frecuente, me lanza a un espacio
donde no encuentro manos abiertas;
me pasa que, bordeando un anhelo,
mis pestañan se quedan despiertas.

Me pasa el año, tan cansado,
y tan lejano del suspiro, ávaro.

Me pasa un cementerio, con una piedra,
un mármol negro garabateado.

Me pasa todo y me pasa en exceso.

Y es latido vivo y confeso
que, ante todo, me pasas tú.

VVRR. “Amor omnia vincit”. Derechos registrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: